Multa para mineros cripto: la Aduana les cobrará USD 5 millones a empresas que importaron máquinas para generar Bitcoins

Mientras sigue la causa penal, el organismo que conduce Guillermo Michel decidió que aplicará esta sanción, luego de que las compañías reconocieran en un acta oficial que el valor de los productos está por debajo del precio actual; la postura de los privados.

Las empresas que ingresan máquinas para minar Bitcoins a la Argentina reconocieron que los valores de importación reclamados por la Aduana serían más altos que los declarados, por lo que el organismo les aplicará una multa cercana a los cinco millones de dólares por presuntas irregularidades.

Así lo indicaron fuentes oficiales, luego de un acta firmada con la Cámara Argentina de Multimedia, Ofimática, Comunicaciones y Afines (Camoca), que consta en el expediente judicial que lleva adelante el juez en lo penal económico número 2, Pablo Yadarola, a la que tuvo acceso Infobae.

La Dirección General de Aduanas que dirige Guillermo Michel detectó una maniobra de presunta sobrefacturación en la importación de máquinas destinadas a minar criptomonedas y “logró recuperar USD 5 millones”.

El organismo dependiente de la AFIP denunció días atrás la presunta maniobra, creciente en un contexto de altísima brecha cambiaria, que “consistía en importar máquinas de minado de criptomonedas desde China pero facturadas por una empresa extranjera ‘LLC’ con sede en el estado de La Florida, Estados Unidos, a un valor irregular y superior al de mercado”, según indicaron fuentes oficiales.

“Las máquinas arribaron a Ezeiza, con destino a la Zona Franca de La Plata a un valor unitario de USD 10 mil (promedio). En total son 2.233 máquinas por un valor total (FOB) de USD 21,9 millones de varios modelos”, precisó la Aduana.

El director de la Aduana, Guillermo Michel

En el acta firmada hoy en la Aduana se dejó constancia de que las áreas técnicas del organismo estatal consideraron que el rango correcto va de USD 5.770 a USD 7.420, un rango que fue reconocido como “razonable” por la Cámara, que sin embargo dejó en claro que, como se trata de mercadería asociada a criptomonedas, puede sufrir variaciones importantes en su cotización, sobre todo porque hay varios meses entre el momento en que se pacta la operación comercial y el producto ingresa al territorio nacional.

El acta fue firmada por el vicepresidente de Camoca, Ernesto Saúl, en representación del sector, y por Rosana Ludovico en nombre de la Aduana.

De hecho, la Aduana había indicado que “los valores reales de los productos, por antecedentes de destinaciones aduaneras recientes, están en un rango inferior al declarado en las destinaciones inspeccionadas: USD 5.770 a USD 7.420. Además, de las consultas a las bases públicas para compras de ese producto, el precio también difiere: USD 6.316 a USD 7.700″.

En base a estos valores, “la sobrefacturación del total de las importaciones se estima en alrededor de los U$D 5 millones. El monto final de la sobrefacturación dependerá de la pericia que se efectúe para determinar la potencia de minería de cada máquina ya que el costo de la máquina está directamente asociada a la potencia para generar criptomoneda”, se aclaró.

En este sentido, el gerente de Camoca, Carlos Simone, dijo a Infobae que “hay una alta volatilidad de precios que impide fijar un valor exacto por los problemas de oferta que hay en el mundo, sobre todo por la decisión de China de haber cerrado varias ciudades por el Covid. Eso llevó a que muchas operaciones quedaran en el aire o a que hubiera que buscar los productos en otros países”, como ocurrió con las máquinas para minar Bitcoins.

La postura de la Aduana

“Los dólares los debemos cuidar para la producción y la generación de empleo, no para la especulación financiera”, destacó Michel. Yadarola “ordenó un relevamiento de la mercadería secuestrada”.

En el organismo subrayaron que “la importación de máquinas de minado de criptomonedas tiene origen del producto China pero están facturadas por una empresa extranjera con sede en el estado de Florida, Estados Unidos, en una típica maniobra de triangulación”.

Imagen de archivo de una computadora para minería de criptomonedas REUTERS/Tyrone Siu

En este expediente, la Aduana “está investigando las vinculaciones entre uno de los argentinos responsables de la empresa extranjera “LLC” (Compañía de Responsabilidad Limitada) con sede en el estado de La Florida, y una empleada y apoderada ante los bancos de la empresa importadora argentina”.

“La maniobra se perfeccionaba con un uso abusivo de las operaciones de tránsito aduanero Ezeiza-Zona Franca La Plata. Desde la Zona Franca el giro de divisas se autoriza por parte del BCRA con la oficialización del ingreso a dicha zona, sin requerir la declaración de la SIMI”, indicaron.

En el circuito de operaciones de Ezeiza-Zona Franca La Plata en 2021 hubo 996, pero en los primeros cinco meses del 2002 “ya se registraron 728″.

Por estas presuntas irregularidades, la Aduana decidió “bloquear todas las solicitudes de tránsito de importación con el mismo circuito Ezeiza-Zona Franca La Plata para hacer un análisis exhaustivo de cada operación”. Además, impulsó el inicio de “fiscalizaciones sistémicas a todas las empresas que operaron con esta modalidad y establecer un proceso de comunicación a DGI para iniciar acciones de inspecciones fiscales de las empresas y las personas humanas vinculadas”.

A la vez, decidió “incrementar los controles aduaneros para este tipo de operatoria, cursando el 100% de la misma por el canal rojo obligatorio en principio por el término de 15 días, lo cual implica control documental y físico de la mercadería”.

El organismo también “remitió una propuesta al Banco Central y al Ministerio de Desarrollo Productivo para mejorar el control de divisas para las operaciones con zona franca”, en un contexto de crecientes limitaciones a las importaciones por la escasez de divisas en el BCRA.

La discusión con Mercado Libre

Por otra parte, en relación a una discusión con la empresa Mercado Libre por la importación de terminales de pago, Michel aclaró que “no es una denuncia; es una infracción”.

“Las terminales con tecnología antigua que son terminales para pagos pagaban 0% de aranceles de derechos de importación y las terminales nuevas que tienen lectora de QR y Wifi pagan el 16%”, explicó el funcionario.

Fuentes de la compañía indicaron que Mercado Libre fue informado del cambio de criterio de las posiciones arancelarias para la importación de las terminales de pago en octubre del año pasado, al tiempo que remarcaron que la empresa “aún no fue notificada formalmente de ningún proceso administrativo”.

En ese sentido, desde la firma tecnológica afirmaron a Infobae que “la descripción de la posición arancelaria no se encuentra alineada con exactitud a las nuevas tecnologías de Smart POS que Mercado Libre y empresas competidoras están importando”.

“Estamos siguiendo el proceso para determinar la clasificación arancelaria correcta dado la nueva tecnología que estamos importando”, añadieron.

Según Mercado Libre, desde 2016 su plataforma de cobro Mercado Pago comercializa dispositivos mPOS (puntos de venta, por su denominación en inglés, point of sale) en Argentina, los denominados Point Bluetooth, dispositivos lectores mPOS que posibilitan a comercios y emprendedores aceptar cobros con tarjetas.

“Hubo un criterio contrapuesto entre la empresa y la Aduana. La Aduana hizo un reclamo de los tributos respectivos en el ámbito infraccional, no hubo una denuncia penal. No hubo ninguna denuncia, no hay ningún tipo de conducta dolosa por parte de la empresa. Hay un reclamo de tributos”, precisó Michel, en una discusión que promete extenderse a casi todos los rubros mientras aumenta la pelea por cada dólar que entra o sale del país.

 

Fuente: infobae.com
Gobierno del Chaco
Secheep

banner juego responsable 500x300px

Lo más visto en los últimos