La Argentina es el país más caro para comprar tecnología

Un estudio privado comparó los precios de los productos más populares en 50 países, como los iPhone, la PlayStation 5 y las placas de video, en tiendas físicas y virtuales y arrojó que la Argentina lidera el ranking de los países más costosos.

La Argentina es junto con Venezuela uno de los países con mayor inflación de la región y del mundo. En el último año la suba de precios en el país superó el 52%- según el Indec-, y en consecuencia el Gobierno viene aplicando distintas herramientas para sostener los precios, aunque con poco éxito. Al mismo tiempo, el dólar ya supera los $200 en sus cotizaciones libres y encarece muchos de los precios de la economía como los productos importados, que incluso cuentan con restricciones para ingresar al país. En ese marco, un informe elaborado por Grover.com arrojó que Argentina es el lugar más caro para comprar tecnología.

Tras un año de desabastecimiento mundial y problemas en la cadena de suministro, el estudio compara los precios de los productos más populares en 50 países, como los iPhone, la PlayStation 5 y las placas de video, en tiendas físicas y virtuales.

En promedio, la Argentina es el país más caro del índice en el que comprar productos electrónicos, con una desviación total de 67,34% por encima del costo promedio de los productos electrónicos comunes.

En tanto, Hong Kong ofrece los artículos electrónicos más baratos, con costos que promedian un 16,46% por debajo de la mediana, seguido de EEUU e Indonesia.

 

Detrás de Argentina aparece Nigeria, mientras que el podio lo completa Brasil. En el “top ten” de países más caros para comprar tecnología siguen Colombia, Islandia, Bielorrusia, Chile, Grecia, Sudáfrica, Turquía y Perú. Más atrás aparecen Egipto, Países Bajos, Irlanda y, por último, Noruega.

“Comenzamos evaluando países famosos por fabricar productos electrónicos —o por ser sede de importantes marcas de electrónica—, además de países en los que los productos electrónicos son omnipresentes. Después, seleccionamos 50 países para un análisis en profundidad basándonos en sus aranceles de importación y en si han experimentado casos de fluctuación monetaria”, indicó Grover.

Imagen de archivo de móviles iPhone 13 en una Apple Store de Pekín, China. 24 septiembre 2021.

 

Argentina tiene el precio más alto en euros en casi todos los productos evaluados en el informe. En el caso de la Sony Playstation 5, el precio de la consola es de 1.558 euros en una tienda física mientras que si se compra por internet el valor alcanza los 1.645 euros.

Si se toma en cuenta el caso de Brasil, el tercer país más caro para comprar productos electrónicos, el precio de la Playstation 5 de forma online es de 1.017 euros, un 38% más barato que en la Argentina.

infografía

 

En tanto, el Iphone 12 de Apple tiene –de acuerdo a Grover.com- un costo de 2.248 euros en Argentina, mientras que en Brasil el valor es de 1.376 euros, un 38% más barato.

Si la comparación es con Chile, la brecha de precios es aún mayor. En el país trasandino el valor del iPhone 12 es de 1.009 euros, esto arroja un valor un 55% más económico en dicho territorio.

En el otro extremo aparece Hong Kong, donde el valor del Iphone 12 es de 708 euros, lo que equivale a una diferencia de 68% respecto al precio de la Argentina.

infografía

 

En el caso de un Apple Watch serie 6, el precio en Argentina es de 625 euros contra 772 en Brasil y 466 en Chile.

Mientras que los auriculares Airpods de Apple tiene un valor de 269 euros en Argentina, de 279 en Brasil y de 195 euros en Chile.

Para capturar el mercado en su totalidad, el informe tomó el costo de los productos electrónicos tanto en tiendas online como en tiendas físicas. En los casos en los que un modelo no estaba disponible en determinados países, calcularon una desviación de la mediana.

“Aunque las ramificaciones a largo plazo de la pandemia todavía no están claras, este estudio arroja luz sobre cómo ha reaccionado el sector de la electrónica de consumo”, comentó Giacomo Dalle Vedove, vicepresidente internacional y de crecimiento de Grover.

Y agregó: “El acceso a la tecnología es ya un aspecto importante de la vida moderna y la disponibilidad y asequibilidad de la electrónica en todo el mundo podría resultar vital para el futuro crecimiento de cualquier país. Aunque este estudio pretende dirigir la atención sobre el momento actual, los retos de la cadena de suministro y la inflación son relevantes ahora y lo seguirán siendo en los años venideros”.

En otro orden, remarcó que altísima volatilidad de los precios en el caso de las placas de video: “Esta tendencia está relacionada con el auge de la industria de las criptomonedas y el notable crecimiento de la demanda de chips de silicio debido al impacto de la pandemia”.

“La tecnología y la electrónica no sólo se han convertido en un aspecto importante de la innovación empresarial, sino también de nuestra vida personal”, destacó el informe.

“Para muchos de nosotros, los smartphones y las computadoras nos permiten estar conectados con el mundo que nos rodea; con los amigos, la familia y los seres queridos. Este estudio pone de manifiesto el impacto de la pandemia en los diferentes países que están mejor situados para permanecer conectados en un panorama digital”, concluyó.

 

Fuente: infobae.com

gif DEPORBINGO COMUNICADO 350x200px

Gobierno del Chaco

Lo más visto en los últimos