VW dice adiós al cambio manual en los coches

Desde 2023, cada nuevo automóvil que lance al mercado ya solo será automático con el objetivo de que, ya en 2030, lo sea toda su gama.

En EEUU, un coche no se entiende sin cambio automático, aunque también los haya manuales. Cierto que, por su planteamiento casi hedonístico del automóvil, un objeto creado para llevar de A hasta B con la máxima comodidad. En Europa, la proliferación de este tipo de dispositivos ha sido mucho más tardía y, por ejemplo, en España el colectivo de los taxistas ha sido tradicionalmente uno de sus grandes detractores. Les precedía su mala fama porque incrementaban el consumo, no eran muy refinados y sus averías eran mucho más caras.

En la última década, sin embargo, su implantación ha sido considerablemente rápida, llegando incluso al segmento de los utilitarios gracias a las mejoras técnicas y a las economías de escala de los grandes grupos.

Versiones solo de caja automática

 

SACARSE EL CARNÉ EN UN COCHE SIN EMBRAGUE

Lo ha hecho bajo tres formas: el cambio automático con convertidor de par (el de toda la vida), el de variador continuo (con marchas infinitas) y las cajas de doble embrague (transmisiones manuales automatizadas donde no hay pedal de embrague). La llegada de estas últimas prácticamente ha desterrado a los más desagradables y ásperos cambios manuales robotizados de primera generación.

De hecho, este tipo de automóviles ya son mayoría en países como Alemania,, donde según la consultora Jato Dynamics, de los 5.838 modelos a la venta, solo un tercio es manual.Y en España la DGT ya permite desde hace tiempo prepararse, y examinarse de la prueba práctica del carné con un modelo sin pedal de embrague. Aunque este permiso no permite manejar luego modelos manuales.

Imagen del actual Volkswagen Tiguan

 

VW NO LANZARÁ MANUALES DESDE 2023

Con los coches electrificados, las cajas automáticas se convertirán prácticamente en la única opción. Y en algunas marcas como VW, incluso antes de 2035, que es cuando la UE (y la ONU) quieren que se dejen de fabricar automóviles con motor de combustión. Aunque está por ver si la prohibición alcanza también en esa fecha a los híbridos enchufables que cuentan también con un motor térmico.

Según la publicación Auto Motor und Sport, el nuevo VW Tiguan que se ponga a la venta en 2023 ya no tendrá ninguna versión con pedal de embrague. Pasará otro tanto con el Passat que se estrene ese mismo año y la idea es que vaya fluyendo aguas abajo y aguas arriba hasta que, en 2030, toda la gama sea 100% automática. Algo que ahora mismo sólo ocurre en las marcas de gran lujo, ni siquiera en las premium alemanas como Mercedes, BMW o Audi.

El Porsche Taycan es un 100% eléctrico con dos marchas.

 

ELÉCTRICOS: ADELANTE Y ATRÁS

Volkswagen tiene relativamente fácil cumplir su promesa. Desde hace años, tiene el comodín del cambio de doble embrague DSG, montado por millones de vehículos en esta marca y en las otras del consorcio alemán. Además, quiere que el 70% de sus ventas en 2030 corresponda a modelos a pilas. Una fecha que otras como Jaguar o Audi adelantan varios años.

Y es que, aunque en los orígenes los hubo, en la actualidad todos los coches híbridos puros y enchufables (no los ligeros) cuentan con transmisiones automáticas. Dos son las razones: la complejidad de decidir si trabaja el motor de combustión, el eléctrico o ambos a la vez; y la búsqueda de la máxima eficiencia. En ambos terrenos, la electrónica supera al factor humano.

Ya si hablamos de modelos exclusivamente a pilas, es que ni hay cambio. Básicamente se hace girar el motor eléctrico en una dirección (para que avance el coche) o en la contraria (para que retroceda). Solo en algunos modelos muy deportivos como el Porsche Taycan cuentan con dos relaciones, de cara a lograr el máximo rendimiento en todas las circunstancias, sea en forma de mejores prestaciones o de una mayor autonomía.

 

Fuente: elmundo.es 

gif DEPORBINGO COMUNICADO 350x200px

Gobierno del Chaco

Lo más visto en los últimos