Con audiencias públicas virtuales, Larreta cierra el año con aumentos de hasta el 200% en parquímetros, peajes, VTV y taxis

Haciéndose el distraído y al mejor estilo kirchnerista, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta coló tres días después de las elecciones legislativas cuatro significativos aumentos de tarifas en los servicios públicos que están bajo la órbita de la Ciudad con una llamativa jugada que apunta a dejar de lado la opinión de los usuarios.

Con la ayuda de los medios afines que le bajaron el perfil a la noticia, la administración larretista se despachó con el anuncio de incrementos que oscilan entre el 45% y 50% para los peajes de las autopistas urbanas, la VTV (Verificación Técnica Vehicular), el estacionamiento medido y la tarifa de los taxis.

Con los nuevos valores tarifarios -que entrarán en vigencia a partir del 1 de enero-, la gestión de Rodríguez Larreta habrá acumulado en tan solo un año aumentos del 200% en los parquímetros; del 180% en las autopistas de AUSA; del 118% en la VTV y del 85% en el servicio de taxis.

En el caso de los peajes, los ajustes van del 45% y 47% y se aplicarán en las autopistas 25 de Mayo, Perito Moreno, Illia y el Paseo del Bajo. El peaje para los automóviles en el horario pico en la 25 de Mayo y Perito Moreno aumentará de $148 a $215; en la Illia, la suba será de $61 a $88,50 y en el Paseo del Bajo la tarifa única para camiones y ómnibus saltará de $135 a $199.

En tanto, las nuevas tarifas para la VTV pasarán de $2.665 a $4.024 para autos y de $1.002 a $1.513 para motos; el estacionamiento medido trepará de $30 a $45 la hora y los viajes en taxis, que tendrán una actualización del 30% que llevará la bajada de bandera a $111 y el valor de cada ficha diurna a $11,10.

Más allá de los aumentos que sumarán presión a los costos del transporte de cargas y a los gastos diarios de los usuarios que se trasladan en sus vehículos a la ciudad, la movida del gobierno local busca limitar y condicionar al máximo la participación de los usuarios que establecen las normas vigentes.

Las audiencias públicas que deben efectuarse previamente a los aumentos fueron convocadas pocas horas antes de la celebración de la Navidad e insólitamente bajo la modalidad virtual, cuando ya se encuentran liberadas todas las restricciones que se habían impuesto por la pandemia para las reuniones presenciales.

La audiencia pública para tratar las tarifas de la VTV quedó agendada para el jueves 22 de diciembre a partir del mediodía bajo la presidencia del secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Méndez y con expositores que deberán realizar sus planteos y cuestionamientos por zoom.

Ese mismo día a las 1500 se desarrollará la audiencia pública prevista para analizar los nuevos peajes de las autopistas urbanas. Esa audiencia y la pautada para el 23 diciembre al mediodía para el estacionamiento medido van a ser piloteadas por el titular del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos, el macrista y ex asesor de Marcos Peña, Alejandro Ameijenda; quien como viene haciendo desde 2017 emitirá informes finales que terminan avalando las tarifas propuestas y sin tener en cuenta las objeciones de los profesionales y usuarios que plantean posturas contrarias a los aumentos.

Desde el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) destacaron que, con el nuevo incremento de los peajes, la empresa estatal AUSA llevará acumulado desde el primer gobierno local de Mauricio Macri que arrancó en 2007 un aumento de casi el 17.600 % en el caso de la Illia y de más del 12.000% en las otras autopistas urbanas.

El coordinador del CONADUV, Ricardo Lasca advirtió que “durante toda la gestión macrista y de Rodríguez Larreta los aumentos abusivos se fueron dando año tras año, lo cual demuestra que nunca hubo atraso tarifario alguno. También se implementó la hora pico y no pico que generó un aumento encubierto de los peajes”.

Con respecto a las audiencias públicas, Lasca sostuvo que “ha quedado demostrado en forma muy clara que, si bien son no vinculantes, en todas las oportunidades fueron y siguen siendo un lamentable show montado por el Gobierno de la Ciudad porque solo se plantea el problema del concesionario y como restablecer su ecuación económica financiera, sin tener en cuenta para nada el tema relacionado con la relación entre lo pagan los usuarios y los ahorros o beneficios que deberían recibir como contraprestación por los peajes”.

Antonio Rossi

 

Fuente: informadorpublico.com

gif DEPORBINGO COMUNICADO 350x200px

Gobierno del Chaco

Lo más visto en los últimos