Más de 300 vecinos lincharon y mataron al padre de un adolescente que habría asesinado a un hombre

La multitud enardecida fue hasta la casa del presunto asesino -un menor de 17 años-, arrastró al padre por la calle, lo golpearon brutalmente hasta dejarlo sin vida y prendieron fuego su casa. (IMAGENES SENSIBLES)

Este domingo un hombre murió en Sáenz Peña, en Chaco, víctima de un violento robo. Su asesino sería un adolescente de entre 16 y 17 años. Los vecinos identificaron al presunto homicida, fueron hasta su casa y lincharon a su padre: lo mataron a golpes y terminaron prendiéndole fuego la casa.

El caso guarda similitudes con el linchamiento en la Fracción 14 en Comodoro Rivadavia, por el que la semana pasada se condenó a cinco imputados por la muerte de José Oviedo. En este caso, el hijo de Oviedo había sido sindicado por los vecinos como el abusador de un menor (que luego se supo que el responsable de la violación había sido otro adolescente) y los vecinos lo sacaron de su casa, lo corrieron, lo golpearon hasta matarlo e intentaron arrastrarlo atándolo a un auto. Luego, también prendieron fuego su vivienda.

Sobre lo acontecido en Sáenz Peña -la segunda ciudad más poblada de Chaco luego de su capital, Resistencia- fuentes policiales indicaron que el primer caso se registró este domingo por la mañana, alrededor de las 7; cuando una ambulancia que circulaba por la intersección de las calles 33 y 22 vio a un hombre tendido en la calle con un golpe en la cabeza.

Al parecer, el conflicto que se habría iniciado en horas de la madrugada, donde al menos unas tres personas, fueron las que habrían sido las responsables de la muerte de Luis Pereyra.

 

Fue trasladado al Hospital 4 de junio con débiles signos vitales y a las pocas horas murió. Lo identificaron como Luis Pereyra, de 35 años, residente del barrio Santa Mónica, quien durante la madrugada habría sido asaltado con consecuencias mortales. El parte médico diagnosticó "muerte dudosa" por lo que el fiscal de turno ordenó hacer la necropsia para determinar las causas del deceso.

Según publicó el matutino local, Pereyra habría mantenido una fuerte discusión durante la madrugada del domingo con dos personas que habrían intentado robarle. Una denuncia que horas después quedó rubricada en la comisaría local por la pareja del hombre fallecido con un apuntado como el homicida: un joven de entre 16 y 17 años.

Pasadas las 13.30, unos 300 vecinos del barrio de Santa Mónica fueron hasta la casa del supuesto autor del homicidio para hacer justicia por mano propia.

Llegaron en grupo hasta la casa ubicada en la calle 33, entre 20 y 22, con la intención de encontrar al joven que habría asesinado a Pereyra. No lo encontraron. Enfurecidos, sacaron al padre del joven de la casa , lo arrastraron por la calle y lo molieron a golpes hasta matarlo. Luego, le prendieron fuego la casa.

Los policías tardaron algunas horas en disipar a toda la gente que estaba congregada frente al cadáver del hombre y la casa incendiada. La nueva víctima fue identificada como Gustavo Rufino, alias "El Manco", de 36 años.

Personal policial al mando del comisario Marcel Kostecki sostuvo que les llevó bastante tiempo "apaciguar los ánimos de los enardecidos vecinos quienes pedían por la detención del hijo de Rufino".

Finalmente, la Policía informó que el hijo de Rufino - acusado por el primer crimen - fue detenido en el Barrio Tiro Federal, en la casa de su abuelo, donde había buscado refugio tras varias horas de estar prófugo.

El joven quedó detenido y es investigado por "supuesto homicidio", mientras avanza la otra investigación: la de los asesinos de su padre.

 

Fuente: adnsur.com.ar 

Gobierno del Chaco
Secheep

banner juego responsable 500x300px

Lo más visto en los últimos