Hospital Reconquista: «trataron a mi esposa por dengue y tenía apendicitis, terminó muriendo con 28 años», dijo su esposo

En la mañana de hoy entrevistamos a Sergio Sanabria, marido de Celia Ortiz, quien falleció el día de ayer a los 28 años.

Su esposo cuenta que su mujer tenía apendicitis y luego peritonitis, pero que en el Hospital Reconquista fue tratada por dengue durante una semana hasta que falleció. Celia era madre de dos niñas Alelí y Noemí, de 3 y 4 años y vivía en Barrio Zulema, Olessio al 456 y era ama de casa. 

Sus padres eran Orlando Ortiz y María Esther Escobar. El velorio está siendo realizado en su domicilio y el sepelio se realizará a las 9:30 horas en el Cementerio Reconquista.

“La llevamos al hospital porque tenía mucho dolor de estómago el 11 de abril, y me decían los síntomas que tenía y le expliqué y me dijeron que era dengue, que tenía que bañarse y ponerse un paño caliente en la panza, y al otro día seguía con muchos dolores así que la volví a llevar, así hasta el día domingo que falleció.” comenzó relatando Sergio. 

Explicó que durante una semana seguida la llevó al Hospital y que no le realizaban ningún tipo de análisis, sino que solo le ponían suero con algún medicamento y la dejaban regresar a su casa. 

El día de ayer, volvieron a la guardia del Hospital y solicitó nuevamente que le realizaran por favor algún tipo de estudios, así que a las 22:00 horas le dieron los resultados y le dijeron que tenía peritonitis, que debían operarla. 

Sergio dijo: “La llevaron al quirófano y me dijeron que espere que me iban a avisar, pero pasaron dos horas y no me avisaron nada, así que fui a preguntar, y me dijeron que no le podían controlar la presión. La doctora me dijo que tenían que poner oxígeno porque se habían pasado con la anestesia, y ahí le pusieron todos los aparatos, me sacaron y después sale una enfermera y me dijo que la iban a tener que pasar a terapia, porque se había expandido la apendicitis y que se podía haber infectado, que se la había desparramado un virus en la sangre.”

Los médicos y enfermeros le dijeron que lo único que quedaba por hacer a su esposo era tener fe, que tenía que esperar. Lo llamaron por teléfono ayer a las 06:00 horas y le pidieron que se presentara en el hospital, y allí le dijeron que tenían una mala noticia. 

“La vez que la llevaba nunca le hacían ningún análisis solamente me decían que tenía dengue, me llama la atención porque tiene moretones por todos lados, yo le saqué fotos. Ya la llevamos a la morgue y quisimos cambiarla de ropa y nos dijeron que no, que le llevemos la ropa pero que la iban a cambiar ellos.” concluyó con mucho dolor su marido. 

 

Fuente: vialibre.ar

banner juego responsable 500x300px

Lo más visto en los últimos

Ciberperiodismo.com.ar