Mujeres brasileñas viajan a Argentina para acceder a un aborto seguro

Según detalla un informe de Associated Press, al menos 13 mujeres lo harán en lo que resta de enero y se espera que migren más personas para evitar el aborto clandestino en su país.

La aprobación de la ley 26.529, que permite la interrupción voluntaria en Argentina brinda la posibilidad a personas gestantes de acceder a un aborto legal, seguro y gratuito no sólo a las argentinas, sino también a quienes pertenecen a países donde su acceso está restringido.

Una investigación realizada por la agencia de noticias Associated Press News (AP) da cuenta de que en Brasil mujeres migran para ejercer sus derechos en materia sexual y (no) reproductiva, práctica que se vio incentivada a partir del surgimiento de Millas Para la Vida de las Mujeres.

“Con los cambios en la legislación en Latinoamérica, las mujeres no necesitan ir a los Estados Unidos, no necesitan una visa para abortar”, dijo Debora Diniz, investigadora de estudios latinoamericanos de la Universidad Brown y en el Instituto Anis, referencia global en el estudio de los derechos reproductivos femeninos.

La organización brasileña sin fines de lucro, Millas Para la Vida de las Mujeres, fue fundada por la guionista Juliana Reis Rebeca Mendes, quien en 2017 cuando anunció públicamente que viajaría fuera de Brasil para practicarse un aborto.

Hasta el momento, el grupo ha recibido unas 1.500 solicitudes de asistencia, tanto dentro de Brasil como del extranjero y ha ayudado a 60 mujeres a viajar al extranjero desde noviembre de 2019 hasta finales del 2020. De ellas, 16 viajaron a Argentina entre noviembre y diciembre.

Reis dijo que el grupo tiene a 13 mujeres que viajan a Argentina en enero, y espera que viajar hacia allá sea más común, particularmente desde el sur de Brasil.

Otros lugares donde el aborto es legal en Latinoamérica son Cuba, Guyana, Guayana Francesa, y un par de ciudades de México, incluida la capital. 

“Mas mujeres de clase media y trabajadora conectadas a grupos feministas tienen ahora acceso a algo que ha sido básicamente la historia de las mujeres ricas durante mucho tiempo”, expresó la investigadora Diniz.

Por ahora, la legalización del aborto legalización del aborto en Argentina no tuvo una respuesta positiva en en el Congreso de Brasil, donde sólo alrededor del 15% de las y los legisladores son mujeres.

Después su aprobación, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo en Twitter que esto dejaría a los niños “sujetos a ser arrancados de los vientres de sus madres con el consentimiento del Estado”.

Además, el mandatario nombró como su ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos a la pastora evangélica Damares Alves, quien ha dicho que se opone al aborto incluso en casos de violación. 

La legislación sobre el aborto en Brasil ha permanecido sin cambios desde 1940 y permite la realización segura de un aborto sólo en casos de violación y riesgo para la vida de la mujer. Además, a partir de un fallo de la Corte Suprema de 2012 también permitió el aborto cuando el feto tiene anencefalia. 

Según el Ministerio de Salud brasileño se estima que cada año en Brasil hay entre 500 mil y 1,2 millones de abortos y alrededor de 250 mil mujeres son hospitalizadas por año a causa de complicaciones derivadas del aborto. En 2016, el último año del que existen cifras oficiales, 203 mujeres murieron debido a abortos clandestinos y procedimientos mal hechos.

Diniz, la investigadora de la Universidad Brown, realizó una encuesta en Brasil que encontró que una de cada cinco mujeres que respondieron tuvo un aborto antes de los 40 años. La encuesta a 2.002 mujeres brasileñas encontró tasas más altas de aborto entre quienes tenían menos educación e ingresos.

En su discurso ante la Suprema Corte en 2018 cuando se debatió el tema, Diniz señaló que quienes enfrentan mayores riesgos con este tipo de abortos son las mujeres "más jóvenes, más pobres, negras y oriundas de zonas menos favorecidas" del país.

 

fuente:  filo.news 

Lo más visto en los últimos

Argentinos que están lejos