San Isidro: una empleada del chef Germán Martitegui fue acusada de robarle 500.000 dólares de la caja fuerte de su casa

La sospechosa, una ciudadana de paraguaya de 41 años, había sido detenida, pero fue excarcelada tras ser indagada por el delito de hurto agravado

Una empleada de Germán Martitegui fue acusada de haber robado 500.000 dólares que el reconocido chef tenía en una caja fuerte de su casa de Martínez, San Isidro.

La sospechosa, identificada como Lidia Isidra Figueredo, de 41 años y nacionalidad paraguaya, había sido detenida anteayer, pero fue excarcelada tras ser indagada por el delito de hurto agravado.

Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales y policiales. Si bien el robo del dinero ocurrió en abril pasado, se conoció en las últimas horas tras la detención y excarcelación de la sospechosa.

La sospechosa había sido detenida por detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro

 

Martitegui, de 57 años, descubrió el faltante del dinero cuando regresó de un viaje que había hecho a los Estados Unidos.

El reconocido chef y conductor de TV viajó el 13 de abril pasado y regresó cuatro días después. En su casa habían quedado personal doméstico y también albañiles que hacían unos trabajos de refacción de la propiedad.

“Al revisar la caja fuerte, advirtió que le faltaba dinero. El cofre de seguridad había sido abierto con la llave, que estaba escondida entre prendas de vestir”, explicaron a LA NACION fuentes policiales.

Según informó la agencia de noticias Télam, la llave de la caja fuerte estaba guardada en una prenda de vestir colgada en el vestidor.

Tras la denuncia de Martitegui, la sustracción del dinero comenzó a ser investigada por el fiscal de Martínez, Gastón Garbus, y detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro.

“Algunos de los empleados abandonaron su trabajo de forma imprevista. Entre ellos, Figueredo, que constantemente solicitaba adelantos de sueldo”, afirmaron fuentes policiales.

Según Télam, los detectives policiales y el fiscal Garbus determinaron que la sospechosa está refaccionando, agrandando y reconstruyendo una propiedad, situada cerca de su domicilio, para la cual realizó costosas compras de materiales.

“Además, se pudo constatar que en un vuelo privado viajó a Uruguay. El viaje coincidió con la fecha en que fue sustraído el dinero de la caja fuerte”, afirmaron fuentes de la investigación.

La sospechosa, finalmente, fue detenida en su casa de General Rodríguez; en el procedimiento, la policía bonaerense secuestró cuatro teléfonos celulares.

“Si bien el día de su detención se negó a declarar, ayer pidió ampliar su indagatoria y ante el fiscal se declaró inocente y explicó que el viaje a Uruguay lo hizo junto a otra familia para la que trabaja, y que la habían llevado como niñera”, según informó Télam.

Figueredo quedó imputada como presunta autora de un “hurto agravado por el uso de llave verdadera que hubiere sido substraída, hallada o retenida”, delito que tiene una pena de uno a seis años de prisión.

Al no tener antecedentes y al tratarse de un delito excarcelable, el juez de Garantías de San Isidro Esteban Rossignoli resolvió excarcelar a la mujer, quien seguirá sometida al proceso, pero en libertad.

 

Fuente: lanacion.com.ar


banner juego responsable 500x300px

Chaco Gobierno del Pueblo