Se robó un celular, encontró contenido pedófilo y escrachó al dueño del teléfono, que terminó detenido

Ocurrió en un barrio de Resistencia. El ladrón compartió los chats entre conocidos del acusado.

Durante un asalto en Resistencia el martes pasado, a N. le robaron la motocicleta y un teléfono celular. Enojado, se acercó a la comisaría 5ta y presentó la denuncia ante la policía. Mientras tanto, el ladrón que tenia su teléfono se encontraba aún más indignado que la víctima. Es que revisando entre los archivos del aparato que acababa de llevarse encontró una cantidad de material de abuso sexual infantil. Era el teléfono de un pedófilo.

El robo del teléfono fue el puntapié inicial que permitió detener a este hombre, de 45 años, que contaba con fotografías íntimas de al menos tres menores, algunas incluso vecinas de su barrio, lo que desplegó un operativo de contención y una investigación por posible tráfico de pornografía.

De acuerdo a la reconstrucción de los hechos, el ladrón que se llevó el celular de N. comenzó a revisar y encontró las fotos de las menores. Enojado, comenzó a reenviarlas desde el WhatsApp a distintos grupos en los que participaba la víctima, con la intención de escracharlo y destapar quién era realmente.

"Encontré este celular y subo las fotos que hay", decía el texto, que acompañaba una serie de capturas de pantalla de charlas e imágenes de Google Fotos. La filtración comenzó el pasado miércoles por la noche.​

Uno de estos grupos se llamaba"Expertos 1" y estaba conformado por miembros de distintos programas de formación en especialidades de Salud Pública.

Había fotos de al menos tres menores según los mensajes filtrados

 

El dueño del teléfono robado era empleado administrativo dentro de un hospital de Resistencia, contratado bajo un sistema de beca según confirmaron fuentes de Salud provincial.

A partir de ese escrache, el jueves por la tarde la información llegó a la ministra de Salud de Chaco, Carolina Centeno. Ella se puso en contacto con su par de Seguridad, Gloria Zalazar, y luego presentó la denuncia formal ante la justicia.

Allí tomó participación la unidad de Ciberdelito, que ya estaba al tanto del caso. Es que el ladrón envió el mensaje a todos los grupos, por lo que la información ya se había viralizado y llegó a oídos de Seguridad.

"Ellos estaban al tanto desde la mañana sobre esta persona. Nos solicitaron datos, se dieron referencias. Trabajaba desde 2013 en un Centro de Salud de Resistencia y no tenía antecedentes delictuales registrados", comentó Centeno a Clarín. La ministra además confirmó que la persona fue desplazada de su cargo.

Ciberdelito comenzó un operativo en conjunto con la fiscalía de investigación Penal N°13 a cargo Víctor Recio. Salud brindó información sobre el dueño del celular, lo que permitió identificarlo y detenerlo el mismo jueves.

Así pudieron identificar al dueño del teléfono, que fue detenido en un operativo el mismo jueves a la noche. "El ladrón lo mandó al frente al dueño del celular que robó", resumieron a Clarín fuentes del ministerio de Seguridad.

Según explicaron, el detenido había denunciado ante la policía el robo de la moto, pero no del celular. Sí había comentado en su trabajo que le habían sustraído el teléfono.

En su domicilio la policía secuestró prendas de vestir femeninas de menor de edad que tendrían restos biológicos, ropa interior de adulto, pendrives, computadoras y otros materiales. Todo ese material estaba siendo peritado. También encontraron el material en la nube del teléfono.

También fotografías de tres menores, una de ellas fue identificada como vecina. Desde el Cuerpo de Psicólogos del Gabinete Científico del Poder Judicial tomaron contacto con los padres de la chica.

La justicia provincial también estaba buscando al ladrón que hizo la denuncia, para poder acceder al teléfono original.

 

Fuente: clarin.com


banner juego responsable 500x300px

Lo más visto en los últimos