Aumento a jubilados de un 15% más un refuerzo de $7.000 durante tres meses

El bono de 7000 pesos es para quienes perciban hasta una jubilación mínima e irá decreciendo progresivamente hasta los 4000 pesos que cobrarán los que perciban hasta 2 haberes mínimos. Se cobrará en septiembre, octubre y noviembre.

El gobierno anunció un nuevo bono para reforzar los ingresos de jubilados y pensionados con haberes más bajos. Será de 7 mil pesos mensuales por tres meses. Coincide con el anuncio del aumento trimestral de la jubilación de acuerdo con la ley de movilidad vigente, que será de 15,53 por ciento a partir de septiembre. De esta manera, la jubilación mínima pasará de 37.525 a 50.353 pesos.

La suba de 15,53 por ciento para todas las jubilaciones, pensiones y asignaciones se comenzará a pagar en septiembre y alcanzará a más de 16 millones de argentinas y argentinos. Corresponde al aumento trimestral de la formula jubilatoria para septiembre, octubre y noviembre de acuerdo a la ley de movilidad que rige desde 2021 y establece aumentos trimestrales que se determinan según un índice que combina un 50 por ciento de la evolución de los salarios del Indec y del Ripte (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables) - el mayor de ambos- y otro 50 por ciento de la recaudación tributaria de la Anses.

Como el aumento de los precios no está contemplado en la fórmula, el Estado tiene la posibilidad de compensar con bonos fijos cuando es necesario. Es por este motivo que para las jubilaciones se incluye un refuerzo que se pagará en los meses de septiembre, octubre y noviembre hasta el próximo aumento por movilidad de diciembre. Será de 7 mil pesos para los jubilados que cobren la mínima y decrecerá hasta los 4 mil pesos para quienes tienen ingresos de hasta dos haberes mínimos. Esta medida alcanzará a casi 6,1 millones de jubilados y pensionados.

La medida fue anunciada por Sergio Massa vía Twitter, luego de una reunión con Fernanda Raverta, titular de la Anses, a un día de la publicación del índice de precios de julio, que las consultoras ubican cerca del 8 por ciento por el efecto renuncia de Martín Guzmán, los dólares paralelos al alza y las consiguientes remarcaciones.

 

¿Qué pasó hasta ahora?

Durante este año los aumentos de la fórmula de movilidad corren por detrás de la inflación. En 2022 las subas fueron de 12,28 por ciento en marzo, cuando la inflación acumulada era de 16,07 por ciento. En el segundo trimestre, y con una inflación creciente, la segunda actualización del año de 15 por ciento no logró superar la evolución de precios del período que alcanzó 17,3 por ciento. Para compensar se decidió implementar un bono de 6.000 pesos en abril y de 12 mil pesos en mayo.

Esta tercera actualización alcanzó 15,53 por ciento y si se cumpliesen los pronósticos del Relevamiento de Expectativas de Mercado de 20 por ciento, volvería a quedar por debajo de la evolución de precios. Por este motivo se decidió otorgar un nuevo bono.

En 2021, en cambio, la fórmula permitió comenzar a mejorar la pérdida de poder adquisitivo del haber heredado de los años de macrismo, logrando que el 2021 cierre con un aumento por encima de la inflación. La ley de movilidad concretó subas en marzo (8,07 por ciento), junio (12,12 por ciento), septiembre (12,39 por ciento) y diciembre (12,11 por ciento), acumulando un 52,7 por ciento, apenas por encima de la inflación, del 50,9 por ciento de 2021.

Efecto bono

El gobierno utiliza el bono de suma fija como mecanismo de refuerzo para compensar las pérdidas en las que puede derivar la fórmula. Cabe destacar que los bonos no se integran al haber y por lo tanto no se utilizan como base de cálculo para aplicar la actualización prevista por la fórmula de movilidad. Es decir que no tienen efecto en los aumentos posteriores.

Este año se otorgaron dos a la par de la aceleración de la inflación: uno de 6 mil pesos a 4,6 millones de jubilados de la mínima en abril y otro en mayo de 12 mil pesos en una única cuota para jubilados que cobraban hasta dos haberes mínimos a 6,1 millones de jubilados.

En 2021 fueron tres en total: dos de 1.500 pesos en abril y mayo y otro de 5.000 pesos en agosto para más de 3,5 millones de jubilados y pensionados que perciben un haber mínimo. El bono de fin de año alcanzó a 4.7 millones de jubilados y pensionados y fue de 8 mil pesos para los haberes mínimos, que totalizaron en diciembre 37.061 pesos.

Si bien la fórmula anterior que se implementó en 2017 con la reforma previsional del macrismo contemplaba aumentos de haberes jubilatorios en función de la inflación y de los salarios, solo en 2017 las jubilaciones superaron la inflación anual. En 2018 se produjo un gran desfasaje, ya que los precios avanzaron 47,6 y los ingresos jubilatorios tan solo 28,5 por ciento. En 2019, los haberes crecieron 51,1 y los precios un 53,8 por ciento. El resultado: las jubilaciones quedaron 20 puntos por debajo del aumento de precios entre 2016 y 2019.

Asimismo, si se compara los índices de movilidad con la fórmula anterior y los resultantes de la aplicación de la ley actual, se observa un evidente mejor desempeño de la reciente norma. Según un cálculo realizado por CEPA, en caso de haberse mantenido la fórmula votada a finales de 2017 (70 por ciento inflación y 30 por ciento salarios) la actualización jubilatoria hubiese sumado 49,6 por ciento en 2021 y 40,8 por ciento en lo que va del 2022. Asimismo, con la nueva fórmula, ese valor ascendió a 52,7 por ciento en 2021 y 49,2 por ciento en lo que va del 2022. La diferencia asciende a 17,1 puntos.

 

Fuente: infobae.com
Gobierno del Chaco

banner juego responsable 500x300px

Lo más visto en los últimos